Las sequías de nieve afectan la calidad del agua

Por extraño que parezca, las sequías perjudiciales no se deben simplemente a la falta de lluvia. Durante el invierno de 2020 – 2021, el Medio Oeste y el Suroeste de Estados Unidos experimentaron una importante falta de nieve. En marzo, casi la mitad del territorio continental de EE.UU. se encontraba ya en una sequía de moderada a grave que no ha hecho más que empeorar. La sequía se extiende desde la costa del Pacífico hasta las Grandes Llanuras y el Alto Medio Oeste. Las condiciones de sequía tienen serias implicaciones para la calidad del agua potable, del ganado y del riego, así como para los análisis del agua.

FUNDAMENTOS DE LA ACUMULACIÓN DE NIEVE​


La sequía de nieve se produce debido a un manto de nieve anormalmente bajo, o a la acumulación estacional de nieve compactada que se funde lentamente. Esto puede ser provocado por condiciones cálidas o secas. Las condiciones cálidas hacen que la nieve caiga en forma de lluvia, por lo que se almacena poca agua en forma de deshielo para meses posteriores. Las condiciones secas hacen que haya menos precipitaciones de lo normal. Piensa en el manto de nieve como otro reservorio de agua, pero sólo cuando hay suficiente nieve para almacenar el agua y liberarla lentamente. Los estados del oeste, en particular, dependen del manto de nieve como fuente de agua para todo el ecosistema, según National Geographic. La escasez de nieve, o su rápida liberación, repercute en el riego, la pesca, la vegetación, los incendios forestales y el suministro de agua municipal. Debido al cambio climático, es probable que esta situación se convierta en algo habitual. Con el aumento de las temperaturas, la profundidad o densidad del manto de nieve cambia y reduce la cantidad de agua retenida.

SEQUÍA DE NIEVE


Esto no augura nada bueno para las regiones con un suministro de agua limitado. Si se pregunta cómo es de propenso a la sequía su propio estado, consulte el mapa elaborado por el Sistema Nacional Integrado de Información sobre la Sequía (NIDIS).

El pasado invierno, la falta de tormentas y precipitaciones se tradujo en un manto de nieve inferior al habitual. La situación se agravó después del 1 de abril, cuando el clima cálido y seco afectó al Medio Oeste y al Suroeste. El manto de nieve nunca alcanzó la profundidad necesaria para proporcionar agua en verano. El manto de nieve que existía se derritió pronto. En las montañas de Sierra Nevada, por ejemplo, el manto de nieve desapareció entre tres y cuatro semanas antes, según el NIDIS. Las condiciones de sequía también significan que el agua simplemente se escurre por la tierra en lugar de filtrarse y recargar los depósitos de agua.

PROBLEMAS DE AGUA POTABLE​


Entrado el verano de 2021, la sequía creó problemas de gestión del agua en muchos estados, entre ellos California. Allí, el East Bay Municipal Utility District (EBMUD), que normalmente obtiene el agua del embalse de Pardee, a 90 millas al este del área de servicio, no pudo contar con el agua del deshielo de Sierra Nevada. En su lugar, el EBMUD tuvo que recurrir a los embalses locales. Por desgracia, esto cambia el contenido mineral del agua, haciéndola más salada, y aumenta la probabilidad de que la proliferación de algas dé al agua un sabor y un olor a humedad. Las plantas de tratamiento pueden ayudar con el olor, pero no pueden eliminar los minerales. Como la mayoría de las empresas de servicios públicos, EBMUD protege con esmero la calidad del agua, lo que incluye realizar análisis de muestras de agua, tanto en el laboratorio como sobre el terreno. En total, la empresa realiza más de 20.000 pruebas de laboratorio anuales para detectar todo tipo de sustancias, desde pesticidas y herbicidas hasta microorganismos, asbesto, plomo, cobre, e incluso subproductos del tratamiento del agua. Las pruebas diarias garantizan que los clientes reciban agua potable de alta calidad que cumpla las normas federales y estatales. Los propietarios de pozos privados no son inmunes a estas preocupaciones. Las sequías pueden hacer que los pozos se sequen o que aumente la concentración de sustancias indeseables. Un estudio reciente del Servicio Geológico de los Estados Unidos mostró que la sequía puede provocar niveles inseguros de arsénico natural, lo que podría poner en riesgo a 4,1 millones de propietarios de pozos en los Estados Unidos. El arsénico aumenta el riesgo de cánceres, trastornos del desarrollo, enfermedades cardiovasculares y resultados adversos en los nacimientos. En las zonas propensas a la sequía, los laboratorios de análisis del agua deben asegurarse de que los clientes con pozos privados comprendan los riesgos y se tomen en serio los análisis anuales y estacionales del agua.

SALUD DEL GANADO


Las sequías también afectan a los pastizales y a las pasturas de invierno, reduciendo el agua para el ganado y los cultivos a la vez que aumentan los niveles de sal, minerales y bacterias.

En Dakota del Norte, el Servicio de Extensión de la Universidad recomienda a los ganaderos que comprueben la calidad del agua antes de sacar el ganado a

pastar, ya que esto repercute directamente en la salud del ganado y le puede causar enfermedades y hasta la muerte, en algunas circunstancias. Las aguas que contienen nutrientes destinados a los cultivos forrajeros también pueden alimentar la proliferación de algas nocivas. Aquellas que contienen algas azul-verde pueden ser mortales tanto para el ganado como para la fauna.

Los toxicólogos del Servicio de Extensión recomiendan que las fuentes de agua sean analizadas regularmente para determinar el total de sólidos disueltos, sulfatos y nitratos.

ÉNFASIS EN LA SALUD Y LA SEGURIDAD


Con las sequías rampantes en una gran franja de los Estados Unidos, los laboratorios de análisis del agua pueden servir como fuente de información confiable sobre cómo las condiciones de la sequía afectan a sus clientes. Tanto si sus clientes son gobiernos municipales, propietarios de pozos privados o ganaderos, pueden ayudarles a controlar la calidad del agua y a mantenerse alerta para protegerse de los efectos nocivos para la salud de la sequía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.